¬ŅAcabas de empezar?
te damos consejos y trucos para iniciarte en escalada

La escalada es un deporte que requiere fuerza, resistencia y disciplina mental. Es una actividad emocionante que te permite conectar con la naturaleza mientras te desafías físicamente. Aunque al principio pueda parecer desalentador, con la técnica y el equipo adecuados, cualquiera puede iniciarse en la escalada. En este artículo, te proporcionaremos consejos y trucos esenciales sobre técnicas de escalada para principiantes que te ayudarán a mejorar tus habilidades de escalada y, lo que es más importante, a evitar lesiones y accidentes.

Consigue el equipo adecuado

Antes de iniciar tu viaje de escalada, tienes que invertir en el equipo adecuado. Puedes comprar en Amazon¬†pies de gato¬†para principiantes, arneses y magneseras que se adapten a tus preferencias personales y a la forma de tu cuerpo. Este equipo mejorar√° tu experiencia, pero tambi√©n dar√° prioridad a tu seguridad. Los pies de gato deben ser ajustados y agarrar bien. Un arn√©s debe ajustarse c√≥modamente a tu cintura, pero ser lo bastante seguro para sujetarte cuando te caigas. Una bolsa de magnesio tiene el √ļnico prop√≥sito de mantener tus manos secas para evitar resbalones durante los ascensos.

Clica para ver las descripciones de los materiales esenciales

La¬†cuerda¬†es la pieza m√°s importante del equipo de escalada en roca. Es la¬†cuerda¬†de salvamento que conecta al escalador con el anclaje donde est√° asegurado. Las cuerdas de escalada tienen diferentes longitudes y di√°metros. La longitud est√°ndar es de 60 metros, y el di√°metro suele oscilar entre 8,9 mm y 10 mm. Aseg√ļrate de que la¬†cuerda¬†que utilizas est√° dise√Īada espec√≠ficamente para la escalada y tiene la certificaci√≥n de la UIAA (Federaci√≥n Internacional de Escalada y Alpinismo).

 

El arnés es la pieza del equipo que te sujeta a la cuerda. Debe ajustarse cómodamente a tu cintura y piernas. El arnés tiene un aro de aseguramiento que se conecta a la cuerda mediante un nudo de ocho y un bucle de equipo en el que enganchas tu equipo.

Los zapatos de escalada est√°n dise√Īados espec√≠ficamente para proporcionar el m√°ximo agarre a la superficie rocosa. Deben ajustarse bien a tu pie, pero no demasiado para que no te resulten c√≥modas. Hay distintos tipos de pies de gato.

Son cintas cortas con un mosquetón en cada extremo y se utilizan para asegurar la cuerda en los anclajes de protección de las vías de escalada.

Siempre se debe llevar casco al escalar. Protege tu cabeza de la ca√≠da de rocas y de cualquier posible impacto de una ca√≠da. Los cascos dise√Īados espec√≠ficamente para la escalada son ligeros, resistentes y tienen una correa para la barbilla.

El magnesio se utiliza para secar las manos del escalador y proporcionarle un mejor agarre. Se coloca en una bolsa llamada magnesera que puede sujetarse a la cintura o al arn√©s. Siempre que sientas que tus manos est√°n resbaladizas, mete la mano en la bolsa y c√ļbrete las palmas con esta tiza.

El dispositivo de aseguramiento es un elemento que permite que la cuerda del escalador sea controlada por la persona que est√° asegurando en el suelo. Puede utilizarse tanto para ascender como para descender por la pared rocosa. Hay dos tipos principales de dispositivos de aseguramiento: un dispositivo de frenado asistido (recomendado) y uno no asistido.

Los mosquetones se utilizan para enganchar el equipo al bucle (o aro) de aseguramiento de tu arn√©s. Los hay de muchas formas y tama√Īos, y cada tipo tiene un uso espec√≠fico. Lo m√°s importante que debes recordar es que nunca debes utilizar un mosquet√≥n como pieza de peso.

No te olvides de calentar antes

La escalada requiere esfuerzo físico, por lo que es imprescindible calentar antes de empezar a escalar. Un calentamiento adecuado aumentará el flujo sanguíneo y minimizará el riesgo de lesiones, especialmente cuando eres principiante. Los ejercicios dinámicos de calentamiento, como las sentadillas y las planchas, son formas fáciles y eficaces de preparar tu cuerpo para la escalada. Además, también puedes plantearte hacer estiramientos que liberen la tensión del cuello, la espalda y los hombros.

La técnica adecuada es la clave

La técnica adecuada es fundamental para escalar, no sólo para tu seguridad, sino también para tu rendimiento en la escalada.

Un error com√ļn de los principiantes es escalar utilizando principalmente la fuerza de la parte superior del cuerpo, descuidando la parte inferior. En realidad, los m√ļsculos de las piernas son los motores del √©xito en las escaladas. Intenta mantener el peso sobre las piernas y utiliza los pies para empujar hacia arriba en la pared. Mant√©n los brazos rectos y dobla las rodillas para concentrar el peso en las piernas. Girar las caderas hacia la pared tambi√©n puede ayudar a generar m√°s torsi√≥n para el agarre de los pies.

Aprende a caer

Aprender a caer con seguridad es esencial en la escalada, especialmente para los principiantes. 

Caerse forma parte del proceso y le ocurre a todo el mundo, incluso a los escaladores más experimentados. Debes adquirir el hábito de caer correctamente para minimizar el riesgo de lesiones. Cuando te caigas, busca un lugar para aterrizar que esté libre de obstáculos y sea lo bastante blando para absorber el impacto de la caída. 

Mant√©n los brazos alejados del cuerpo para disminuir el riesgo de lesiones en las mu√Īecas y evita aterrizar sobre las piernas para prevenir lesiones en los tobillos.¬†

Caerse tambi√©n puede ser una gran oportunidad de aprendizaje. Pide a tu compa√Īero o instructor de escalada que te d√© su opini√≥n sobre lo que ha ido mal y c√≥mo mejorar.

Escala con confianza y paciencia

Escalar puede dar miedo, y es natural sentir temor al acercarse a nuevas alturas. Sin embargo, recuerda que el miedo también puede ser una oportunidad para desafiarte a ti mismo y crecer. La mayoría de las veces, el miedo proviene de no confiar en ti mismo.

Empieza con escaladas en las que te sientas cómodo, y progresa gradualmente hacia otras más difíciles. Tómate descansos regulares y no trabajes en exceso. Y lo que es más importante, tómate tu tiempo y escala a tu ritmo para adaptarte al terreno y ganar confianza.

Escalar es una forma excelente de desafiarte a ti mismo y conectar con la naturaleza. Sin embargo, como principiante, es esencial dar prioridad a tu seguridad invirtiendo en el equipo adecuado, calentar correctamente, utilizar la técnica adecuada, aprender a caer y escalar con confianza a tu propio ritmo.

Poniendo en práctica estos consejos y trucos en tu rutina de escalada, no sólo mejorarás tu experiencia de escalada, sino que también construirás una base sólida para convertirte en un escalador experto.